Luis Carlos

Solidaridad Narcoparacouribista

En la última semana corrió por las redes un video en donde un norteamericano aborda a Iván Duque y le pregunta varias cosas como su relación, más que comprobada, con el narcotraficante y patrocinador de su campaña presidencial Ñeñe Hernández.

Dan Cohen, nombre del hombre que abordó a Duque, lo puso entre las cuerdas y este, al no encontrar cómo argumentar algo que es muy cierto, no encontró otra salida que comenzar a insultarlo:

Como era de esperarse las opiniones no se hicieron esperar; por supuesto, los medios prostituidos al servicio de la corrupción, salieron en defensa del peor presidente de la historia de Colombia.

De hecho, han intentado a toda costa hacer ver el encuentro como algo no periodístico, falto de toda ética y hasta han incluido el tema de las hijas de Duque que, por supuesto, no tienen nada que ver y mucho menos tienen la culpa de que su padre sea el corrupto y títere que es.

Entonces, la solidaridad Narcoparacouribista se ha tomado por completo a estos medios que no desaprovechan oportunidad para taparle las faltas más que graves a personajes como Duque; medios que ahora quieren hacerlo ver como el pobrecito Duque.

Sin embargo, no podemos olvidar que a este pobrecito títere no le dolió las más de ochenta muertes de jóvenes en Colombia, como tampoco le dolió el bombardeo de niños o que gracias a su amigo fiscal le archivaran la investigación con el narco Ñeñe.

Tampoco le dolió impedir que investigaran el caso de corrupción de su madre y ni qué decir de la manera cómo censuró y perfiló a los medios alternativos.

¡Ah! Cómo olvidar cuando quería gravar la canasta familiar en plena pandemia o que entregó vienes del narco a sus amigos o que ordenó la represión militar al pueblo entre cientos de cosas más.

Claro, por eso don Julio, doña Dávila y los demás, salieron en apoyo a este sujeto que es identificado como lo más inepto y corrupto que haya podido tener un gobierno colombiano y no es que lo digan solo los de la oposición, no, su misma gente así lo catalogó en su momento:

Entonces, resulta irrisorio, irónico e incoherente ver y escuchar a estos medios rasgarse las vestiduras por lo sucedió, pero, cuando personajes como Polo Polo lanza amenazas contra el presidente actual nadie dice nada:

Lamentablemente, es lo que hay hoy en día en nuestro país, una solidaridad Narcoparacouribista que lo único que busca es que la gente siga desinformada y en la negatividad de buscar un cambio que les permita, incluso, tener una mejor salud o unas mejores condiciones laborales.

Esto demuestra, además, que el atraso del colombiano que sigue apoyando a este régimen de terror no va a parar y que no importa cuántas pruebas, audios, videos, textos, llamadas o lo que sea que existan y que demuestren quienes son realmente los corrutos, los asesinos y los culpables, siempre, siempre estarán ahí los que digan lo contrario, porque el estado narco así los adiestró.

Por: Luis Carlos Rojas García, escritor

Deja tu comentario

Le podría interesar

Luis Carlos Rojas Garcia

El hada de los dientes

De niños, muchos creíamos que un ratoncito que trabajaba con el hada de los dientes …