Agua
Imagen: El Tiempo.

Agro y energía, sectores en alerta latente por fenómeno de El Niño

Confirman la necesidad de tener soluciones en torno al uso del agua, tanto para la generación como para la producción de alimentos. 

Ante la confirmación de la llegada de El Niño, cómo se deben preparar el agro y el sector eléctrico para afrontar lo mejor posible el fenómeno en pro del consumidor. ¿Qué planes hay que activar en producción, aguas, insumos, sistemas de riego, etc y qué riesgos hay en inflación?

Después de casi tres años de un prolongado fenómeno de la Niña, la semana pasada la Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés), decretó la llegada del Niño, un evento climático que se caracteriza por el calentamiento de la superficie del Océano Pacífico, hecho que se traduce en las tierras colombianas en sequías y falta de recursos hídricos.

Si bien uno de los sectores que normalmente suele verse afectado es el de la energía, este año las alarmas se han encendido en el sector de la agricultura por las posibles afectaciones en torno a la producción de alimentos del país.

De acuerdo con la ministra de Agricultura y Desarrollo Rural, Jhénifer Mojica, la apuesta de la cartera frente al fenómeno del Niño es generar líneas de crédito especiales para los agricultores, para ayudar a promover sistemas de riego.

“La capacidad productiva más urgente que hay en el sector es poseer agua, riego y drenaje. Tenemos que dar soluciones microprediales. Quisiéramos que cada uno de los productores tengan una solución de agua para contrarrestar el cambio climático”, explicó Mojica.

Sin embargo, ante esta solución de distritos de riego, el país se encuentra ante un rezago en la implementación de los mismos, ya que los altos costos limitan su avance. Ante esto, Alejandro Herrera, director encargado del Departamento Nacional de Planeación (DNP), aseguró que este es un tema que se está priorizando, porque algunos de ellos no están siquiera estructurados, sin embargo, hay otros que vienen avanzando.

“Minagricultura y Minvivienda están en ese ejercicio de priorizar. Es una apuesta que tiene que hacer el país porque fenómenos como el Niño o la Niña nos obliga a hacerlo con soluciones basadas en naturaleza con reservorios, no necesariamente con represas”, apuntó el funcionario.

Preocupación sectorial

Según Rafael Hernández, gerente general de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz), la siembra del grano es la oportunidad para enfrentarse a este fenómeno. “Nosotros promovemos la siembra de variedades que son resistentes a las altas temperaturas y a la sequía. Eso no quiere decir que si no hay agua van a funcionar, pero si contribuye al cultivo. El problema del Niño en las zonas de riego es que si hay alta temperatura, los caudales de los ríos se disminuyen y no hay disponibilidad de agua”, aseguró.

Para las zonas de secano que incluyen a los Llanos Orientales y a La Mojana, el dirigente gremial explicó que allí no llueve o se reducen las precipitaciones y estos territorios dependen de las lluvias para llevar a cabo la producción.

Con información: Portafolio, diario económico.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Gober

Comenzó embellecimiento de la fachada de la Gobernación del Tolima

La obra comprende los cuatro laterales del edificio y se ejecutará progresivamente para evitar traumatismos …