A casación, proceso del exgerente de la Lotería del Tolima

Luis Eduardo Esquivel

Luis Eduardo Esquivel (izquierda).

Luis Eduardo Esquivel salió condenado por la prórroga ilegal del chance hace algunos años.

Será la magistrada Patricia Salazar Cuéllar, adscrita a la sala penal de la Corte Suprema de Justicia la que defina la sentencia de Esquivel, así como el empresario Henry Varón, exgerente de Seapto.

Ante ese despacho, fue promovido el recurso de casación. La última actuación en el caso data del 18 de marzo.

En 2015 y en segunda instancia, la sala penal del Tribunal Superior de Ibagué, había confirmado una condena en contra del exgerente de la Lotería del Tolima, Luis Eduardo Esquivel Arias; y del exgerente de Seapto S.A., el empresario Luis Henry Varón Ochoa.

Esquivel, deberá pasar 56 meses en detención domiciliaria, y Henry Varón, 44 meses. También tendrán que cancelar una multa pecuniaria.

La sentencia, se originó por la prórroga hecha a la concesión del chance en el Tolima, realizada por Luis Eduardo Esquivel, el siete de diciembre de 2005, cuando se desempeñaba como gerente de la Lotería, en cuantía de más de 29 mil millones de pesos.

Para la época, Henry Varón fungía como gerente de Seapto.

Pero para la Fiscalía, el contrato era ilegal y no justificado de acuerdo a la norma y decidió vincular a Esquivel y a Varón, llamándolos a juicio por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, al igual que celebración de contratos sin el lleno de los requisitos legales.

En 2013, el Juzgado Séptimo Penal del Circuito los condenó a la pena referida. A Henry Varón, se le vinculó en calidad de coautor.

La denuncia del caso, fue presentada por el exgerente de la Lotería, el dirigente político de Ibagué Juan Ricardo Rueda Medina.

Al estudiar el caso, el Tribunal dijo que: “refulge con claridad y existencia de certeza de la responsabilidad penal de los acusados”.

Si la sentencia queda en firme, se deberá proceder a la detención de los procesados, y a conminarlos al pago de la sanción fijada por los jueces.

Deja un comentario