El carrusel de alcaldes en Coello, Tolima

Carlos Zarta Martínez. Foto: El Nuevo Día.

Carlos Zarta Martínez. Foto: El Nuevo Día.

Carlos Zarta Martínez y varios de sus familiares llevan años rotándose la alcaldía del municipio. ¿Seguirán en 2015?

El actual alcalde de Coello, ajusta su segundo periodo en el cargo, luego de haber estado en la misma alcaldía en el periodo 2001- 2003. Contra todo viento e intención de cambio, en el mandato siguiente lo sucedió la sobrina del burgomaestre, Luz Yineth Zarta Osuna, quien gobernó con aval del partido Liberal, en el período 2004 – 2007.

Pero su mandato se vio ensombrecido por acusaciones de vínculos con las autodefensas. La Fiscalía ordenó la captura de Yineth Zarta, y la mantuvo con detención domiciliaria. En ese mismo periodo, Carlos Zarta permaneció prófugo de la justicia ya que paramilitares lo acusaron de haber llevado las Auc a su municipio y de haber facilitado una de sus fincas como base permanente del Bloque Tolima.

Los paras también acusaron a Carlos Zarta de haber instigado el acoso a su contradictor Jorge Montaña, quien fue objeto del robo de su camioneta por parte de los ilegales, en medio de una correría política. Al candidato, también le prohibieron hacer campaña en algunas regiones, porque al parecer los paras «tenían su propio candidato para 2003«, Luz Yineth Zarta. Montaña confirmó esa versión y dijo que recibió llamadas intimidatorias. También denunció una seguidilla de muertes y asesinatos selectivos ejecutados por las autodefensas en Coello, sobre los que Zarta ha guardado silencio.

Una decisión posterior de la Fiscalía anuló los cargos contra Yineth y Carlos Zarta.

Para las elecciones de 2007, Carlos Zarta se volvió a presentar, esta vez con aval del partido de la U, pero fue derrotado por el liberal Jorge Alberto Montaña, por más de 400 votos.

«En Coello hay nepotismo político, la familia Zarta se apoderó de la Alcaldía, pero nosotros representamos las obras y el cambio«, dijo en esa ocasión Jorge Alberto Montaña, al quebrar la hegemonía y el carrusel de los Zarta.

En el año 2011, Carlos Zarta, resucitó, y con aval del Movimiento de Inclusión y Oportunidades, se alzó con la alcaldía de Coello, al obtener 2.138 votos, derrotando a Víctor Manuel Campos, del liberalismo.

Zarta, gobierna con mano de hierro desde entonces. A su antecesor, lo acusó de haber saqueado las finanzas de la población, de desvalijar la maquinaria de la alcaldía, y de otras marrullas, que no han merecido la censura de los organismos de control.

En el entretanto, Luz Yineth Zarta aguarda desde la banca por su propia resurrección. Se matriculó en el movimiento Cambio Radical, de Emilio y Rosmery Martínez Rosales y espera retomar el poder en los comicios de 2015.

Para no dejar de percibir ingresos (estatales, por supuesto), la exalcaldesa ha sido beneficiada con millonarios contratos de asesorías en los municipios de Herveo y Cunday.

Coello, fue cuna de ilustres personajes como el expresidente Miguel Abadía Méndez; y fuente de inspiración para escritores, como el fallecido Álvaro Mutis, quien reiteraba que en una finca de la localidad, “había conocido el paraíso”. Pero desde hace años, la población no suena por noticias menos agradables

Coello, un apacible municipio del centro del Tolima, vive de la agricultura y en menor medida de la extracción de materiales de cantera, y con un presupuesto anual de más de seis mil millones de pesos, sin duda ofrece un excelente atractivo para un clan político que como los Zarta, detente el poder, se enriquezca de manera callada, y sepa cómo tratar a sus habitantes al igual que fieles vasallos, que con monedas y globos de colores se contenten, mientras ellos se perpetúan en el poder.

Solo los ciudadanos honestos y que quieran en verdad a su municipio podrían llegar a impedir que la Casa de los Zarta los siga gobernando como hasta ahora.