El drama de los pacientes sin camas UCI ni medicamentos en Tolima

Imagen: Periódico Portafolio.

Aumentan los contagios y las autoridades buscan atajar el pico decembrino de la pandemia.

El departamento del Tolima atraviesa por uno de los momentos más críticos por cuenta del covid-19 que sumó 37.547 contagios mientras que los fallecimientos se elevaron a 1.118 lo que obligó a las autoridades a decretar toque de queda en Ibagué y los 47 municipios que tiene el departamento.

A lo anterior se suma la escasez de medicamentos y, para rematar, el hospital Federico Lleras, el más grande del departamento, tiene 50 de sus trabajadores incapacitados debido al virus y su unidad de urgencias está desbordada con una ocupación del 156 por ciento.

Hoy el porcentaje de ocupación de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) llegó al 97 por ciento y a esto se suma que la mayoría de clínicas en Ibagué se quedaron sin medicamentos para atender contingencias por covid-19.

La situación es tan complicada que, si en estas fiestas se llegase presentar un accidente con elevado número de heridos o una emergencia como la explosión de la polvorería en el municipio de Líbano con cerca de 20 quemados, esos pacientes podrían morir pues el departamento tiene al tope sus camas UCI en las clínicas y hospitales.

Preocupado, el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco, anunció nuevo toque de queda en Ibagué y los 47 municipios pero también dijo que, si no se toman medidas contundentes, esta región podría vivir una situación semejante a la que pasó Ecuador cuando la gente moría en sus viviendas o en la puerta de los hospitales.

“Muchos ciudadanos están en las UCI y se debaten entre la vida y la muerte”, señaló el gobernador quien pidió “que todos pasemos la Navidad tranquilos en nuestras casas”.

Según Jorge Bolívar, secretario de Salud del Tolima, el panorama de las camas UCI es desalentador porque 122 permanecen ocupadas por pacientes con covid-19 pero otros 57 sospechosos que las usan esperan el resultado.

Así mismo 100 camas son ocupadas por personas que no tienen el virus y otro grupo grande de hospitalizados por diversas enfermedades podría llegar a necesitar esas camas lo que complicaría la situación pues están prácticamente agotadas.

“El virus rota en las calles, centros comerciales y restaurantes”, dijo el secretario de Salud.

Javier Triana, secretario General de la Alcaldía de Ibagué, señaló que el pico y cédula aplicará en entidades bancarias, supermercados, empresas de servicios públicos y la Secretaría de Movilidad.

Deja un comentario