Hay que tener la lupa puesta sobre la Registraduría

Imagen de referencia.

No olvidar aquel adagio popular según el cual “el que escruta, elige”.

Para estas elecciones regionales del 27 de octubre, distintas organizaciones y dirigentes han alertado por los riesgos de que se cometa fraude electoral, con sofisticados mecanismos informáticos.

Incluso, senadoras tan respetables como Aída Avella, señalaron que la Registraduría no permite una auditoría al software que utiliza, lo cual deja en entre dicho todo el proceso a partir del cual se comienzan a contabilizar los votos de los ciudadanos.

El pueblo vota y el software elige. Los software, continúan en manos privadas. El código fuente, solo lo manejan ellos, es decir, los programas se pueden alterar y los resultados manipular. Qué corrupción tan grande«, dijo la congresista en Twitter.

Por ello, organizaciones como la Misión de Observación Electoral, alertan para que los testigos electorales estén pendientes a las maniobras de los jurados, durante y después del cierre de las urnas. De hecho, para estos comicios se autorizó que los testigos graben en video el momento del conteo de votos.

Se han detallado casos donde los jurados anulan los votos válidos o incluso proceden a marcar tarjetas en las que no se ha escogido candidato para favorecer a algún aspirante de sus preferencias. Lo mismo para cotejar los datos de los jurados y confrontarlos con los formularios E -14 y demás.

En Ibagué, en las elecciones de 2015, se presentó un hecho anecdótico: a las 5:15 de la tarde del domingo, día de los comicios, se produjo un corte de energía sobre el que se ha sospechado que fue utilizado para cometer fraude por parte de elementos enquistados en la Registraduría local. Este hecho no fue documentado, ni denunciado ante los organismos de control.

En la capital tolimense existen casos evidentes y documentados de dirigentes políticos y exfuncionarios que han sido denunciados por ‘meterle’ mano a las elecciones:

 

Carlos Ariel Sánchez, Registrador Nacional

Carlos Ariel Sánchez: el exregistrador, nacido en Purificación ha sido denunciado en repetidas ocasiones, durante y después de su paso por el cargo, al haber creado una firma que brindaba asesorías para incrementar los votos de candidatos que no hubiesen sido favorecidos por los electores.

Le puede interesar: Hijos ‘ilustres’ de Purificación.

 

Marco E. Hincapié

Marco Emilio Hincapié: el curtido dirigente que pasó del liberalismo al petrismo y al jaramillismo (de Guillermo Alfonso) fue denunciado hace pocas semanas por un candidato que lo señaló de haberle pedido una fuerte suma de dinero, a través de intermediarios, para cuadrarle resultados de votos, cuando el dirigente pasó por la presidencia del Consejo Nacional Electoral. De hecho, un hijo de Hincapié es candidato a la Asamblea en estas elecciones regionales.

Lea: La denuncia contra Marco Emilio por corrupción electoral.

Organismos como la Procuraduría, la Fiscalía, la Policía, el Ministerio del Interior, y la misma Registraduría deben estar atentos a que sobre los resultados electorales del domingo próximo no exista la menor duda ni cuestionamiento alguno.

Porque como han dicho de antaño en Colombia “el que escruta, elige”.

Deja un comentario