Henry Escobar: el nuevo jefe de debate de los políticos

Chucho Botero llenó La Tribu en reunión política para Barreto y Toledo Elecciones 2015 1

Henry Escobar y Óscar Barreto

El empresario agita las aguas contra los hermanos Jaramillo Martínez.

La semana anterior fueron noticia las duras palabras del empresario Henry Escobar Ceballos quien enfiló baterías contra Guillermo Alfonso y Mauricio Jaramillo Martínez.

Al primero, lo señaló de ser guerrillero del Frente 21 de las Farc, de deberle dinero, de consumir droga, y de haberle pegado a su progenitora. Y al candidato a la Gobernación lo señaló de instigar un homicidio y de tener miedo por su seguridad y la de la familia Escobar.

La reacción de Escobar, quien registraba poca presencia mediática en el pasado, obedeció a las denuncias del médico y exsecretario de Petro, quien dijo que de ganar la Alcaldía Jhon Esper Toledo, haría a Escobar integrante de la junta directiva del Ibal.

En respuesta, los Jaramillo no solo desmintieron los señalamientos, sino que fueron más allá: Mauricio, dijo que de llegar a la Gobernación cancelará el contrato de distribución del Tolima con los licores de Cundinamarca, lo que implica ni más ni menos que en las discotecas de Ibagué no se volvería a vender el aguardiente Néctar.

En Ibagué, los empresarios y gremios económicos son conocidos por su prudencia, parquedad y mesura, a la hora de realizar anuncios. Por lo que para muchos fue curiosa, y quizá desmedida la reacción de Henry Escobar agitando el cañaveral contra los políticos.

No hay que olvidar que Escobar Ceballos apoya las candidaturas de Jhon Esper Toledo a la Alcaldía de Ibagué, y de Óscar Barreto a la Gobernación, por lo que la intervención del empresario en la campaña podría interpretarse como un favor hacia sus apadrinados. De hecho, Escobar invitó públicamente a la ciudadanía a no votar por los hermanos Jaramillo Martínez.

La pelea va para largo y promete más rounds: Henry Escobar sentenció que de ganar los Jaramillo la Alcaldía o la Gobernación, se irá de Ibagué y cerrará sus empresas. Mientras que muchos temen que una vez en el poder, Mauricio o Guillermo Alfonso puedan maniobrar para hacerle mella a los negocios que desarrolla Escobar en Ibagué y en todo el departamento.

Señalamientos van y vienen, pero quizá la ciudadanía espera más altura y propuestas de sus líderes políticos; y como en el caso de Escobar, la cabeza visible de un conglomerado que genera cientos de puestos de empleo, acciones o declaraciones más proactivas, que tengan que ver con el emprendimiento, el mejoramiento de la calidad de vida, las verdaderas trasformaciones que tanto necesita la región.

Deja un comentario