Luis Carlos

Los de renombre

Alguien dijo por ahí, como quien dice las cosas por decirlas, que Hitler no llegó a ser quien fue, solamente por ser Hitler. Por el contrario, para que este personaje llegase a hacer toda esa barbarie que logró, tuvo detrás a más de un cómplice que se benefició de distintas maneras.

Pues bien, durante mucho tiempo escuchamos en nuestra amada Colombia que Guerrilla FARC eran el Coco del paseo, el Patas, el demonio encarnado con camuflado y más. Secuestros, bombas, muerte, narcotráfico y hasta robo de petróleo. Todo un paquete para un grupo que si bien es cierto tomó bastante fuerza en los últimos años, también es cierto que no podía lograr todo esto solo.

Por supuesto, nos quedaba la duda de ese juego del gato y el ratón (Gobierno Ejército vs guerrilla) en una guerra interminable e indomable.

Por supuesto, se nos olvidó que don Pablo no se abrió las puertas del cielo para llevar cocaína al país del Tío Samuel sin ayuda.

Entonces, ahora que revienta el escándalo de Ecopetrol, nos damos cuenta que toda esa pantomima llamada guerra contra el narcotráfico y la corrupción no es más que eso: una farsa.

Los de arriba han estado utilizando a los narcos, a los guerrillos, a los campesinos, al obrero, a padre de familia y en general a todo el mundo para seguir enriqueciéndose a costillas nuestras.

La gente de bien, la que grita en contra del gobierno, la que tiene el poder de poner a ladrar a medios de desinformación como Semana junto con su periodista estrella, no son más que el cáncer que tiene sumido al país en la pobre.

Subieron la gasolina hasta más no poder en el gobierno Uribe y el del nefasto Duque, mientras se robaban el petróleo, ayudados por los criminales que tanto combaten y que tanto repudian.

Se han robado al país a su antojo y todavía hay más debajo de esa sábana cochina con la que se arropan los de renombre.

Por: Luis Carlos Rojas García, escritor.

Deja tu comentario

Le podría interesar

cabrera 3

Todos somos polvo y al polvo volveremos

La semana pasada murió el exgerente de Indeportes Tolima Orlando Molina Pérez. Fue un hombre …