mercacentro ibague
mercacentro ibague
Marquetalia
Imagen: El Tiempo.

Narcotalia… Una reflexión sobre por qué se arruinan los nombres hermosos

Primero fue la irrupción, en 2020 y a través de videos, de alias ‘Iván Márquez’, ‘Jesús Santrich’, el ‘Paisa’, ‘Romaña’ y otros traidores al acuerdo de paz que anunciaban el regreso a las armas con una banda criminal que denominaron como La Segunda Marquetalia.

Ante la aparición de este video, el presidente Duque volvió a tildarlo de narcotraficante y advirtió a ‘Narcotalia’, haciendo referencia al grupo disidente ‘Nueva Marquetalia’, del que Santrich e Iván Márquez son líderes, que los enfrentará con total determinación”, reseñaron los medios de información en su momento.

En 2021 volvió a sonar el nombre de Marquetalia con la muerte de Santrich, en confusos hechos, acaecida en Venezuela. Y hace pocos días Marquetalia estaba de boca en boca con los decesos del Paisa y de Romaña, ocurridos también en el vecino país.

Marquetalia, la zona donde nacieron las Farc en 1964, es una vereda del municipio de Planadas, en el departamento del Tolima, zona de gran riqueza agrícola, donde se producen los mejores cafés, tipo exportación; así como cuna de gentes apacibles y trabajadoras. Existe también en la geografía nacional, el municipio de Marquetalia, en el departamento de Caldas.

El término Marquetalia está ligado, a través de la etimología, con los Marquetaes, indígenas guerreros emparentados con la tribu de Los Panches, y que poblaron vastas zonas del norte del Tolima, de Caldas. Así nos lo recuerda el escritor William Ospina en su libro de antologías familiares Guayacanal, editado por Penguin Random House, en 2019.

Marquetalia, Marquetaes, también tiene conexiones lingüísticas con Mariquita, la ‘Capital Frutera’ de Colombia, apacible y caluroso pueblo, de la zona norte tolimense.

De Marquetalia derivamos con tristeza a la Narcotalia, acuñada en los boletines oficiales y vilipendiada por un puñado de obstinados que persisten en el crimen, la violencia, el narcotráfico y la extorsión.

Abundan más ejemplos: “Voy para Cartayena”, se escuchaba decir hace algunos años a jóvenes que iban a vacacionar a nuestra Heroica ciudad caribeña.

Esto ya se volvió Cubazuela o VeneCuba”, se dolían los venezolanos en tiempos de Hugo Chávez, y ahora en el régimen de Nicolás Maduro, con la constante presencia de militares y civiles de la isla que enseñaron a los locales la represión, el progresivo acaparamiento de todo el aparato estatal y productivo; así como de un desprecio absoluto por la democracia y los Derechos Humanos.

Colombia, colombita, colombina, palomita. ¿No es verdad que cuando yo me muera no me vas a olvidar?”, reseñaba con humor y cierta dulzura, el escritor antioqueño Fernando Vallejo, en El desbarrancadero.

Por: Alexander Correa C., contador público, editor, autor.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Orozco

Gobernador Orozco espera pronta solución vial entre Cajamarca e Ibagué

WhatsAppEl mandatario de los tolimenses confía en que la ANI, en un tiempo no superior …

Wordpress Copy paste blocker plugin powered by http://jaspreetchahal.org