Lluvias
Imágenes: suministradas.

Tolima lanza SOS y pide ayuda para atender las emergencias por las lluvias

El departamento del Tolima es tal vez la zona del país que más se ha visto afectada por las lluvias que no pararon en noviembre y tuvieron un ligero aumento en estos primeros días de diciembre.

Las cifras señalan que al menos 10.000 familias se han visto afectadas por inundaciones, desbordamiento de ríos, daños en cultivos, caída de puentes y afectaciones en acueductos veredales.

Sin embargo, la situación más difícil se siente en las vías secundarias y terciarias de los 47 municipios donde abundan los derrumbes, huecos y pérdida de la banca debido a la concentración de aguas lluvias en los suelos.

Los más afectados son municipios como Cunday, Villarrica, Villahermosa, Casabianca, Chaparral, Rioblanco, Santa Isabel, Anzoátegui, Planadas, Ataco, Herveo, Roncesvalles, San Antonio, Fresno, Cajamarca, Ibagué, donde hace un mes un derrumbe cayó sobre una humilde vivienda y sepultó a tres integrantes de una familia oriunda de Venezuela.

«Tenemos dificultades en buena parte de las carreteras, sobre todo en las terciarias afectadas por derrumbes y caída de rocas», afirmó el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco Valero, y agregó que la situación es grave porque este año las lluvias han sido constantes generando afectaciones en todo el departamento.

Meses atrás la gobernación adquirió maquinaria amarilla por más de 20.000 millones de pesos para atender cientos de solicitudes en los municipios, pero las emergencias con derrumbes crecen cada día en las zonas rurales.

«Avanzamos en una licitación por 2.500 millones para compra de combustible y alquiler de más maquinaria para los municipios», afirmó el gobernador y agregó que se asignaron 4.000 millones más en el presupuesto para comprar maquinaria nueva en 2023.

Lluvias

En busca de ayuda, el mandatario sostuvo una reunión con las directivas de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, pero en vez de apoyo con maquinaria para estas emergencias, le propusieron una olla comunitaria.

«Al comienzo me hablaron de 3.000 mercados, pero luego me comunicaron que solo eran 1.000 mercados”, dijo Ricardo Orozco.

Luis Gabriel Pérez, alcalde de Cunday, población vecina de Melgar y Carmen de Apicalá, afirmó que “nuestras vías rurales presentan daños de consideración por derrumbes, lo que dificulta sacar las cosechas del campo a los centros urbanos”.

“Por culpa del invierno, esta región vive una tragedia”, dijo el alcalde de Cunday y agregó que también hay afectaciones en cultivos debido al desbordamiento de los ríos, así como daños en cientos de viviendas que quedaron sin techos debido a los vendavales.

Otra población que vive un calvario es Villahermosa, donde llueve día y noche y a diario los deslizamientos taponan la comunicación con el municipio de Líbano, así como las vías de las veredas y corregimientos.

“Todas las carreteras tienen derrumbes, ni vehículos ni motos tienen por dónde salir”, señalaron habitantes de esa zona del norte del departamento.

Deja tu comentario

Le podría interesar

Dengue

Autoridades del Tolima siguen tomando medidas contra la propagación del dengue

Como “muy importante” catalogaron los gerentes de los hospitales de Chaparral, El Espinal, e Ibagué …

Wordpress Copy paste blocker plugin powered by http://jaspreetchahal.org