Arrecian quejas contra La Estación

 

Quejas de clientes de La Estación

Clientes insatisfechos se duelen del centro comercial y sus prácticas.

Son múltiples los reclamos de los ibaguereños por los servicios prestados en el centro comercial La Estación, que van desde lo desmesurado de algunos cobros, hasta la presunta publicidad engañosa que ofrece parqueadero gratis, cuando la realidad es bien diferente.

El expersonero de Líbano y actual procurador judicial Gillest Trujillo, dijo sobre las ofertas de parqueo gratis en La Estacion: “el solo abuso es el pago de esos 23 mil pesos por un plástico q no vale más de 5 mil pesos. Ya hice ese curso. Anoche lo hice con el tiquete de Cine Colombia para parque o el cual no sirve para nada, hay q pagar normalmente. Para que se burlan de los usuarios sino no va a funcionar el seudoconvenio de parqueo con La Estación”.

Sobre el mismo tema, Emily Rubio Vanegas señaló: “y si se demora 5 minutos le cobran la hora entera”.

En su perfil de Facebook, Alejandra Rubio dijo: “entre otras cosas, me parece injusto que cobre el mismo valor a las motos por estar en un espacio menor y a los carros que si ocupan más espacios”.

Más quejas

A la luz Pública reveló en enero de este año, el caso de Luis Andrés Berrío quien se cayó en el local Pomarrosa de La Estación, y quien quedó con serias afectaciones de la columna vertebral que impiden su movilidad. Siete meses después, el joven sigue postrado en una cama, pero nadie le responde porque como señaló el gerente de La Estación Efraín Valencia, “el caso no ocurrió en las zonas comunes del centro comercial”. Lea: (se cayó en La Estación y no puede caminar).

Un caso parecido dio a conocer en Facebook la señora Mabel Cruz Rodríguez: “hace mas o menos un mes mi hijo DANIEL FELIPE OTAVO, tambien se cayo, él es amputado de una pierna y al caminar en las muletas se deslizo porque el piso estaba mojado y no se encontraba el aviso , fuera de estar amputado tiene un diagnostico de Osteosarcoma del femur ( Tumor maligno ) desde ese día mi hijo no ha querido volver a caminar con sus muletas y ni siquiera han llamado a preguntar el estado de mi hijo. Estoy esperando que mi hijo termine el tratamiento y hare las denuncias legales correspondientes (sic)”.

A la luz Pública devela este y otros abusos de empresas, negocios, personas naturales y jurídicas, porque estamos en defensa del consumidor y velamos por la aplicación de unas buenas prácticas comerciales, amigables con la sana creación de empresa y por un trato digno para con los usuarios o clientes.