Cartel en el Sistema Acusatorio de Ibagué

sobornos
Fotoilustración.

Desde hace meses, la Fiscalía, diversas autoridades, y hasta un programa de televisión nacional, vienen documentando el accionar de una red compuesta por policías y abogados, que al parecer se estarían lucrando de manera irregular en el manejo de casos del Sistema Penal Acusatorio de Ibagué.

Según lo conoció A la luz Pública, todo comienza cuando personas detenidas en flagrancia son detenidas y conducidas a la Permanente Central, en la calle 21. Allí, entra en acción un policía retirado y pensionado, quien ingresa a entrevistarse con los aprehendidos en horarios nocturnos y no permitidos. Se afirma, que los policías de turno permiten el paso de su antiguo compañero, por el pago de dádivas y sobornos.

Una vez dentro, el agente retirado se presenta como abogado y defensor público sin serlo, para generarle confianza al detenido y que este cuente su caso. Luego, se pone en comunicación con varios abogados que maneja y acuerda que asesorarán el caso, previo el pago de dinero, eso sí, vendiéndole al cliente un panorama oscuro o fatalista de su proceso. En muchos casos, como de porte de armas, de droga y otros delitos en los que no se impondrá medida de aseguramiento, los incautos terminan pagando o endeudando a sus familiares, sin saber que por ley y si no tienen recursos, pueden ser asesorados por un verdadero Defensor Público.

También se ha documentado, que en el Palacio de Justicia de Ibagué, el policía retirado y quien sigue presentándose como abogado, les dice a sus clientes y familiares de estos, que es amigo de fiscales y jueces, y que le harán el favor de dejar en libertad al indiciado, con el pago de dádivas y dinero. Esto último, es falso y sería un perverso cañazo del ‘avivato’ para engañar a sus víctimas.

De igual forma, se tiene documentado un caso, en el que una persona influyente de Ibagué, que fue detenida, abandonó la sede del Permanente Central, por una noche, para regresar a la madrugada y fingir que seguía detenido, para luego afrontar como si nada, la audiencia pública del caso. Por ese delicado incidente, se habría pagado un soborno de varios millones de pesos. En él, habrían participado el policía retirado, abogados y policiales activos, según lo conoció este informativo.

Varios abogados, y servidores públicos que han conocido el caso y se han atrevido a denunciar, han sido amenazados y a los letrados, les han llegado incluso a prohibir litigar en el Palacio de Justicia.

Habrá que esperar para ver si la Fiscalía toma decisiones en los procesos que se mantienen de manera indiciaria.

Deja tu comentario

Le podría interesar

La incontrolable violencia que sacude a Espinal

WhatsAppRacha de homicidios preocupa en la localidad. Deja tu comentario

Wordpress Copy paste blocker plugin powered by http://jaspreetchahal.org