La historia de la ceiba que vivió 170 años en Gigante, Huila

Imagen: El Espectador.

Sitios emblemáticos de Colombia.

El municipio de Gigante, Huila, no se repone de la triste noticia por el desplome de su emblemática Ceiba que había sido sembrada en el parque principal el 5 de octubre de 1851 por orden del Presidente José Hilario López para celebrar la abolición de la esclavitud en Colombia.

Se había convertido en un árbol famoso y emblemático al que todos en Huila y Colombia admiraban por sus raíces de libertad.

Pero su caída después de 170 años de vida produjo sentimientos de tristeza en jóvenes y adultos que a diario la disfrutaban para dialogar debajo de sus ramas pues con sus sombras cubría unos 6000 metros cuadrados de la plaza.

“Era la Ceiba de la Libertad por lo que su desplome nos duele en el alma, ese árbol imponente y maravilloso era el corazón de Gigante”, señalaron sus habitantes.

“Sus raíces, tronco y hojas representaban paz, amor, unidad, esperanza”, dijeron los comerciantes ubicados a lo largo del parque quienes explicaron que las raíces venían siendo atacadas por hongos que la debilitaron.

“Por sus largos años de vida no había posibilidad de prolongar la existencia, pero olvidarla será imposible pues nos acompañó durante 170 años ya que fue plantada en 1851 con ocasión de la firma de la Ley que abolió la esclavitud en Colombia”, señalaron algunos jóvenes.

«Este árbol es famoso su siembra la coordinó el general José Hilario López», señalaron.

La Ceiba guarda innumerables recuerdos pues debajo de sus ramas se hacían celebraciones cívicas, religiosas y culturales y, además, ha sido testigo de nutridas manifestaciones de corte político.

En su larga existencia también ha sido fuente de inspiración para trabajos de pintores, fotógrafos y hasta poetas que, por su belleza, le dedicaron innumerables versos en sus poesías.

Era tal su importancia que en 1990 el gobierno nacional y Adpostal Nacional le hicieron un homenaje filatélico con la producción de un millón de estampillas.

En la década del 90 estuvo agonizante pero un comité de defensa con expertos les brindó tratamiento con lo que prolongaron su vida y hasta una de sus enormes y pesadas ramas quedó con muletas para evitar que el árbol se derrumbara.

1 comment

  1. Pingback: La historia de la ceiba que vivió 170 años en Gigante, Huila - Del Tolima

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *