Objetivo militar

Luis Carlos Rojas García

Durante mucho tiempo los gobiernos de Colombia lograron convencernos que el único problema del país era un grupo revolucionario llamado Eln o guerrilla que llaman. Luego, la responsabilidad de los males colombianos pasó a manos de los narcos, los Escobar, los Orejuela y todos estos personajes que hoy gozan de fama y hasta son considerados como toda una leyenda.

Ahora bien, con el tiempo, la culpa se comenzó a repartir entre los narcos y la guerrilla y, como dato curioso, los gobiernos seguían repitiendo una y otra vez el mismo discurso: “Vamos a acabar con la guerrilla”, “Estamos luchando contra las drogas” y, cuando se dieron cuenta que la palabra (terroristas) causaba mejor efecto en la población después del “ataque” a las Torres Gemelas en el país del tío Samuel, pues adoptaron la palabra y todo se les volvió terrorismo.

Pues bien, como toda mentira que se sostiene por un largo periodo de tiempo, el villano creado por el gobierno fue perdiendo su poder. Fue así como los narcos de película y farándula se extinguieron, guerrilla perdió protagonismo gracias a un grupo más peligroso que fue creado por el dictador que tanto aclaman muchos en el país y los encargados de hacer el trabajo sucio se redujeron a tal punto que dejaron solos a los verdaderos artífices de la enfermedad de Colombia. Creo que ustedes ya saben a quién me refiero.

Para colmo de males y cuando nadie en el mundo lo esperaba, apareció el Covid-19 o Coronavirus y ¡Oh sorpresa! Ya sin narcos, ya sin guerrillas monstruosas, salió a relucir el verdadero problema del país que, no es nada más y nada menos que el mismo gobierno.

Sí, el gobierno Duque, si es que a eso se le puede llamar gobierno, es la muestra fehaciente del verdadero problema del país. Lo que hemos presenciado en el último mes no es más que la repetición de la repetidera de crímenes, corrupción, desigualdad, violencia, abuso y demás que han hecho parte de la historia de este país.

Por supuesto, como esta violencia se trasladó a la ciudad y si le agregamos que existen las redes sociales, pues la cosa se ha mostrado como es, con dientes y garras y unas aterradoras ganas de asesinar.

En este orden de ideas, podemos decir que hoy en día es claro que el gobierno, de la mano de la gente de bien, son el verdadero cáncer que tiene a Colombia sumida en la situación, aunque repetida, más espantosa de todos los tiempos y lo que es peor, no se sabe cuándo va a parar o cómo va a parar porque es evidente que la posición del gobierno es precisamente fomentar esta crisis para darle paso a la siguiente etapa en donde todos los que no estemos de acuerdo seremos objetivo militar.

Por: Luis Carlos Rojas García, escritor.

1 comment

  1. Pingback: Objetivo militar | A La Luz Pública, Principal Medio de Comunicación Digital en Ibagué - Del Tolima

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *