¿Soberbia de Jaramillo alejó hasta sus amigos?

El alcalde de Ibagué se queda solo y sin defensores.

El mandato de Guillermo Alfonso Jaramillo inició en 2016 con muchos bríos, gente nueva que no estaba en el radar de nadie y profesionales poco conocidos, algunos importados de la ciudad de Bogotá.

Pero con las peleas del alcalde contra los gremios, la prensa, los empresarios, los ricos, los políticos (con excepción de su hermano, y los que lo llevaron al poder) vinieron las pugnas internas y las deserciones en el gobierno “con todo el corazón”.

Primero salió Maribel López Quintero, secretaria de Tránsito, y quien venía acompañando a Jaramillo desde que este estuvo en la gobernación del Tolima (2001 – 2003). López también llegó a trabajar en el Distrito de Bogotá cuando Guillermo Alfonso fungió como secretario de Gustavo Petro. Versiones de fuentes de la Alcaldía señalan que el alcalde trataba muy duro, hasta con expresiones de grueso calibre a su equipo de colaboradores, entre ellas la señora López.

De la Alcaldía salió también María Fernanda Martínez (en la secretaría de Apoyo a la Gestión), a quien corrieron de manera fulminante pese a que un familiar suyo fue por muchos años cercano a la Casa Jaramillo de Líbano y les hizo política toda la vida.

También abandonó la administración el abogado Camilo Páramo, en medio de denuncias de favorecimiento a un familiar suyo en temas contractuales. Páramo estuvo al lado de Jaramillo en Bogotá. Es recordado por haber obtenido el mejor puntaje del Icfes de su promoción, en el colegio San Simón de Ibagué, en el año de 1994.

Javier Guerra, el joven comunicador que venía de la capital de la república, y que le hizo campaña en 2015 en Ibagué, también abandonó la jefatura de prensa del gobierno local. No hay consenso sobre los motivos que rodearon su salida.

Gladys Gutiérrez, jefe de la Oficina Jurídica y quien venía ejerciendo la representación de las víctimas en el desfalco de los Juegos Nacionales, también salió del gobierno. No se sabe qué callos pisó o a quién se debía favorecer con la debacle de los escenarios y la repartija de coimas, pero la prensa y las ligas de deportistas coindicen en afirmar en que venía realizando una buena labor.

El coronel Alfonso Hernán Silva Calderón, se fue hasta de Ibagué en 2017 luego de pasar por la dirección operativa de la Secretaría de Tránsito y ocupar en propiedad el mismo despacho. Tampoco han trascendido los motivos de su distanciamiento. Estuvo también en el gobierno Petro. Fue un destacado oficial en la Policía que le puso el pecho al narcotráfico, la subversión, los paras y el crimen organizado por muchos años.

Con el alcalde están los de siempre: Nayib Salazar, Marco Emilio Hincapié, Gonzalo Parra y otros de sus amigos. Le está pasando lo que le pasó a Petro en Bogotá, peleó hasta con sus amigos y al final, de varios concejales que tenía el movimiento Progresistas, solo quedó con Hollman Morris”, dijo una persona cercana a Guillermo Alfonso, y quien prefirió la reserva de su nombre.

¿Soberbia, mal manejo de la ira, estrés? Nadie sabe lo que tiene Jaramillo en la cabeza y siempre se esperan sorpresas: más peleas y divisionismo, pero en un discurso cada vez más desgastado y que encuentra eco en pocas personas. Mientras tanto, la ciudad se estanca y no avanza en las grandes realizaciones que piden miles a gritos.

El diccionario de la Real Academia Española señala que la palabra soberbia, entre muchos significados, tiene el de: “cólera e ira expresadas con acciones descompuestas o palabras altivas e injuriosas”.

1 comment

  1. Geferson Cruz Alonso

    Señores a la LUZ PUBLICA, hagan honor a lo que predican LA FUERZA DE LA VERDAD, con el estándar de seriedad y objetividad y realicen un mejor análisis de la noticias como lo manifiestan , todo esto para decirles que conozco al señor CORONEL Alfonso Hernán Silva Calderón desde la administración Petro, ya que hice parte de este equipo de trabajo desde la Secretaria de Gobierno con el Doctor Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, y hoy como vocero, líder y representante de un significante grupo de propietarios de busetas del transporte público colectivo urbano de pasajeros de la ciudad de Ibagué puedo dar fe que este caballero hoy por hoy mantienen las mejores relaciones con el burgomaestre de esta bella ciudad, que a pesar que fue retirado de la secretaria de transito por una encerrona de la señora Gladys Gutiérrez y el señor Manuel Sánchez por la sed de poder, donde desinformaron al alcalde, lo que si no entiendo como el Doctor Jaramillo mantiene en la nomina de la administración al señor MANUEL SANCHEZ ex director operativo de transito quien representa un peligro para nosotros los pequeños y medianos propietarios de busetas y hasta para el alcalde en la implementación del SISTEMA ESTRATEGICO DE TRANSPORTE PUBLICO PARA IBAGUE, ya que este está aliado con los siete gerentes y dueños de las empresas que conforman SITSA S.A, Alcalde este señor Manuel Sánchez le vende el alma al diablo, ya el le manifestó a los medios de comunicación que de transito salió junto con unas memorias que a su debido tiempo las da a conocer, eso es una amenaza o chantaje.
    También quiero manifestarles que el señor HERNAN SILVA es un hijo de Ibagué entonces no tiene porque irse de esta ciudad a demás que aquí tiene familia y cada momento lo escucho por los medios de comunicación defendiendo con argumentos sólidos los proyectos del señor alcalde, creo que es el único que lo hace desde a fuera de la administración como un ciudadano del común, lo que deja ver su nobleza, lealtad, gratitud, el don de gente, no como los demás que usted nombra en este articulo que cada vez que pueden hacen sino despotricar de quien fue su jefe y la máxima autoridad del municipio, desconociendo que ellos si tienen pecados y bien grandes.
    Otra cosa señores a la LUZ PUBLICA nosotros las personas que hemos tenido la oportunidad de trabajar con el Doctor Jaramillo soportamos su carácter ya que esto apunta es a trabajo, rectitud, honestidad que le permite alcanzar el desarrollo de un municipio o es que ustedes comulgan con el corrupto de Luis H Rodríguez, que con su amabilidad y cortesía mire como dejo vuelto nada esta ciudad.
    Señores no especulen más que la relación de muchas personas con el alcalde son las mejores incluyendo la de el Coronel Silva, no se les haga raro que este señor aparezca nuevamente en un cargo de mucha relevancia ayudándole al alcalde a orientar los destinos de esta bella ciudad, porque personas como el son la llamadas a ocupar un espacio en esta administración.

Deja un comentario