Cambia, todo cambia

Imagen: tomada de www.ibal.com

Cambiaron la imagen del Ibal… y no ha gustado mucho.

Con no poca sorpresa los ibaguereños se notificaron sobre el cambio de imagen y logotipos principales en la empresa de acueducto y alcantarillado de Ibagué, Ibal, el activo público más importante de la capital tolimense, en el gobierno del alcalde Andrés Fabián Hurtado.

Atrás quedó el bello concepto del Ibal en forma de molécula que acompañó a la ciudad desde cuando fue concebido el cambio, bajo la gerencia del dirigente político Alfredo Bocanegra (Cambio Radical, Colombia Renaciente y Conservatismo), por allá en el año 2004; en el mandato del también ‘voltearepas’ y liberal desteñido, Rubén Darío Rodríguez Góngora, devenido ahora en barretista para asegurar la ‘cuchara’ de su mujer e hijo, con mullidos y cómodos contratos.

Le puede interesar: Rubencho traicionó a Mauricio Jaramillo.

La antigua imagen del Ibal. Tomada de Internet.

Pueden cambiar 100 veces de logotipo y siguen siendo la misma porquería… pues jamás se dedican a hacer lo que tienen que hacer.. prestar un servicio DE CALIDAD, SIN INTERRUPCIONES Y CON FACTURACION REAL (sic) sin amaños ni robos descarados…”, dijo en Facebook Carlos Alberto Gaitán Peña.

Que cambien el servicio nefasto que tienen en el suministro de agua”, dijo otro ciudadano en la misma red social.

En la Alcaldía de Andrés Hurtado también se han cambiado los logos de Imdri, Infibagué y otras dependencias, con cargo al presupuesto público, tema del que nos ocuparemos en posteriores entregas luego de revisar y confrontar los contratos subidos al Secop.

¿Y usted qué opina de estos cambios de imagen?

Cambia, todo cambia”, reza una canción de Mercedes Sosa.

Deja un comentario