¿Dónde está el excandidato Jhon Ésper Toledo?

Jhon Ésper Toledo

Jhon Ésper Toledo

El aspirante no apareció para darles las gracias a sus amigos, ni tampoco reconoció el triunfo de Guillermo Alfonso Jaramillo.

Jhon Esper Toledo, tal vez el candidato que más utilizó o acudió a los medios de comunicación para promocionar su campaña política a la Alcaldía de Ibagué, no se ha vuelto a sentir.

Después de más de un año de campaña, diálogos con sus seguidores y reuniones día y noche en los barrios, lo cierto es que permanece callado desde el pasado 25 de octubre (hace ya más de un mes) cuando perdió la Alcaldía frente a Guillermo Alfonso Jaramillo.

¿Dónde está Jhon Esper? ¿Qué se hizo Jhon Esper? ¿Por qué no se volvió a sentir?

Esas preguntas se las hace más de un ciudadano y ni los dirigentes políticos cercanos que le prometieron un apoyo decidido, tampoco dan explicaciones del silencio de este dirigente que ocupó varias secretarías de despacho en la administración de Luis H. Rodríguez.

“Jhon Esper se sentía ganador de las elecciones por su trayectoria política y cercanía con la gente dado que ocupó cargos de importancia en la Alcaldía”, afirman seguidores de su campaña.

“Estábamos convencidos de la victoria pues teníamos de nuestro lado los grupos más poderosos, los de más votos, él se creía ganador, y por eso la derrota le ha dado tan duro”, agregaron sus seguidores.

Llama la atención su silencio pues se convirtió en el candidato que más reuniones y seguidores convocó pero a la hora de la verdad esos votos no aparecieron. Incluso, sus vallas con fotos mostrando las obras que realizaría, si lo elegían, inundaron las calles y avenidas, se vieron por toda la ciudad.

“El golpe moral que le generó la derrota fue muy duro, y a eso se suman los constantes ataques contra él y su esposa que incluso se mostraron de manera abierta en los medios de comunicación”, señaló uno de sus colaboradores de campaña que prefirió omitir su identidad.

“Moralmente, la familia quedó muy afectada pues la ciudad conoció a fondo su vida, su pasado, sus negocios y hasta los problemas en el hogar”, agregó otro de sus seguidores.

“Al final muchos de los que lo abrazaban y le decían que contara con su apoyo, lo abandonaron, lo dejaron solo, y eso llevó al traste con su objetivo de ser el sucesor de Luis H. Rodríguez, pero será en otra oportunidad”, dijo.

Agregaron que “jamás se imaginó que fuera a perder las elecciones, y menos que fuera relegado al tercer lugar en votos, por debajo de Ricardo Ferro”.

Y aunque el resto de candidatos reconocieron el triunfo de Guillermo Alfonso Jaramillo, el único que no lo hizo fue Toledo, lo cual deja en el ambiente un tufillo de mal perdedor, algo que puede llegar a pesarle si es que Jhon Esper decide seguir en la brega política.

Deja un comentario