Lo que dejaron las fiestas del folclor

IMG-20150624-WA0018

Balance al estilo de A la luz Pública.

Los desfiles que siempre empiezan tarde y se ‘parten’ al salir del Centro.

El reciclaje de carrozas de otros años con motivos y figuras ya vistas, pero por las que pagan como nuevas.

El ‘zarpazo’ de Ángela Viviana Gómez y de Edgar Rodríguez.

La rabia de Félix García y su combo por la pérdida de los recursos con los que ejecutan el ‘machete’ de siempre.

El daño en los andenes de la carrera Quinta que deberán ser reparados de nuevo, con cargo al erario, es decir, al bolsillo de todos.

Buen comportamiento en eventos públicos. Pocas riñas y heridos a consecuencia de los jolgorios. 252 riñas y 27 capturas, según reporte de la Policía Metropolitana.

El concierto de Carlos Vives tuvo lunares en la logística y el sonido. A alguien debió ocurrírsele haber puesto a desfilar al artista en una carroza, lo que hubiese convocado a más público.

Andenes en la carrera Quinta

Así quedaron los andenes en la carrera Quinta. Foto: El Nuevo Día.

Buenas ventas y flujo de caja para hoteles, bares, discotecas, moteles y prenderías. La resaca posterior a las fiestas quizá lleve a pensar a sus clientes sobre el desenfreno el próximo año.

Algunos siguen quejándose por lo elevado de la boletería en eventos como los reinados, las muestras folclóricas, y la Feria Agropecuaria.

Otros lo hacen por lo elevado del costo del tamal, en el día del plato típico. Cuatro mil 500 pesos, más bebidas, desanimaron a muchos de llevar a toda la familia, o a doblarse de ración, o llevar un platico más para la casa.

La basura que queda en las calles y escenarios, y que presenta demora en su recolección.

Así se vio al 'Socio', disfrutando del desfile nacional.

Así se vio al ‘Socio’, disfrutando del desfile nacional. Foto: El Nuevo Día.

Se redujo el número de accidentes protagonizados por conductores alicorados. Hubo más conciencia de dejar el vehículo en casa para salir a rumbear. Campañas de la Policía y la Secretaría de Tránsito comienzan a surtir efecto.

El oportunismo de algunos candidatos repartiendo tarjetas en cuanto evento público hay. No todo vale en el ejercicio de la campaña.

El ‘Socio’ se dio su vuelta por los desfiles y la Feria, aprovechando el permiso de libertad por 72 horas. Se le ve avejentado y canoso a Restrepo Victoria. No son los tiempos de antes, ni tiene el capo el mismo ímpetu, cuando comandaba las cabalgatas con 30 jinetes, y regalaba dinero a montones a políticos y empresarios.

Muchas cosas que se pueden mejorar para dentro de doce meses, cuando todo se convierta en rumba, cero estrés y holgura, porque regresan las fiestas del folclor.